pincha en + para abrir la barra___
+
Blog Publico, El blog donde todo el mundo puede escribir _______ ¿Como escribir?
Ultimas 10 ¿Que es esto? ¿Como escribir? Enviar pings Enlazanos e-mail XML RSS

sábado, abril 29, 2006

venerdì, aprile 21, 2006

Apareció muerto una mañana cualquiera.. nadie sospechaba que algo así pudiera pasarle, nadie mas que ella..

Su cara tenía el rostro del espanto, su piel arrugada y grisácea estaba helada, y su cabellera desprendía un olor que se apoderaba del resto del aire libre para terminar de formar la obscura escena en una capa rojiza y putrefacta para todo aquel que entrara a la habitación.

Muerto, estaba muerto, finalmente había sucedido tal y como ella lo había imaginado,
había muerto sólo, enfermo y de una manera horrorizante.
Sin entender cómo, la gente lo observaba desde lejos, sólo por que no habían soportado el olor habían obligado a la familia a revisar la habitación del recluso, donde había pasado los últimos de sus mal habidos días tratando de planear un asesinato, años atrás, por su obseciva y enfermiza mente.. y uno a uno, habían sido frustrados los anteriores, tres años y medio fue el tiempo que tardó rastrearla, tres interminables años para el aborrecible ser.

Había perdido toda razón de ser, mas que esa motivación frustrada. En su turbia mente ella era la culpable de su desdicha y su infelicidad. Según él, el que ella sufriera era su única forma de ser feliz, ¡pobre enfermo mental, debería estar recluso!, pensaba su propia familia, su alcoholizado padre y su madre cegada por el amor a su hijo, tanta decepción que sintieron, los ciclos se repetían, él era un pobretón miserable y conformista que no triunfaría jamás en la vida, desde antes de conocerla estaba condenado a ese fin del cual jamás quiso salir ni intentó mas que con una burda profesión donde creía que ganaría el respeto que ni él mismo se tenía, de haber sido así no lo hubiera necesitado y quizá hubiera logrado ser algo menos vil que en lo que se convirtió poco a poco.

Durante su adolescencia, tras sufrir una serie de rechazos por las mujeres y de abusos por los hombres, posó sus ojos sobre una mujer a la cual jamás podría acompañar, pues el padre de ella lo prohibia.
Este fue uno de los golpes más duros para el pobre infeliz, él, quien fuera su mentor, lo fue también en todo tipo de artimañas y fraudes, y con tal de mantenerlo lejos de ella le autorizó y acomodó en una escuela lejana, quizá para que la olvidara o quizá realmente para darle el valor que ni para sus ojos tenía, y él, quien nunca había reflejado carácter o nobleza alguna tuvo una oportunidad más para cambiar de dirección.. pero nuevamente frustró durante sus estudios toda oportunidad de salir de la vida normal para volverse más un ser lleno de odio y egoísmo, memorizando todo cuanto podía para poder destacar y siendo el pelele de cuanto profesor influyente podía, para por las noches dedicarse a multiplicar su suciedad con las mujeres de la calle, las secretarias y a la vez, con ninguna mujer real en sí.
Nadie le tomó en serio, puesto que ya estaba demasiado alejado de una realidad, su enfermedad sólo seguía en su mente. Al parecer su verdadera motivación en ese tiempo, eran varias, el tratar de no ser como su entorno al cual aborrecía y del cual se avergonzaba, quizá tantas burlas y trapear pisos en las escuelas como intendente le hicieron más daño del que aparentaba, desde esa edad.

Después de lo que pasó, y lo que hizo, su obsesión y locura creció hasta el tope, y al refugiarse una vez más con tan absurdo personaje como ese mentor, ambas mentes codiciosas y llenas de mentira lograron embarañar más la poca cordura que le quedaba, la poca realidad que hubiera podido ver, una vez más frustró su propia vida, jamás se sobrepuso a sus propios pecados que lo acosaban de contínuo, y al saberla feliz hizo un último estúpido intento, acosándola hasta que fue a dar tras las rejas, golpeado y sangrando, casi muerto.

Ahí hubiera sido un buen momento para parar, fue la última oportunidad que se el dió en la vida para enmendar su camino, al menos para dejar la enfermiza motivación y quizá estudiar algo, ser alguien en la vida, ser algo en la vida, ya que jamás lo fue por que jamás lo supo ni lo aceptó.

Pero no, las historias que comienzan mal no terminan bien, y así es la historia del pobre recluso que pasó sus últimos días encerrado, temeroso, lleno de ronchas que supuraban y empeoraban su asquerosa condición, rodeado de libros que jamás leyó y películas antigüas que le sacaban la misma sonrisa estúpida mientras se regordeaba de un día haber sido alguien, dentro de su pequeña recámara.
Sabía que si salía de la casa, alguna persona iba a dañarlo lentamente, si él estaba loco habían muchos locos más y con mejores oportunidades, personas realmente entrenadas para hacer sufrir, hasta finalmente eliminar toda la suciedad, personas por contraro. O bien alguna otra mente lúcida, o una alma caritativa que deseaba cobrar venganza, todas listas a la mínima órden. Meditaba en eso de día y de noche, quizá lo buscarían para ser amigos, en el próximo trabajo mediócre que encontrara, o quizá en la calle simplemente, alguna mujer, algún hombre. Ni sus amigos serían suficientes, ni su familia, ni la ley. Es bien sabido que cuando cosas así pasan en nuestro país, nunca se encuentra nada comprobable.

Sus padres procuraban ayudarle, sus hermanas y su hermano, pero ante su negativa constante decidían simplemente ceder hasta el cansancio en sus repetitivas oraciones.. "lo haré, sé que lo haré.. ella no será feliz".. pobre personaje lastimero, ella ya era feliz y eso jamás podría cambiarlo.. Procuraban no acercarse demasiado por el hastío de escucharlo y verlo como regordete y desaliñado, mientras seguía divagando en esa habitación minúscula.

Finalmente no fué como sucedieron así las cosas, ni es esta una novela narrada donde el personaje aparecerá luego asesinado, o donde simplemente no aparecerá más. No.. por que de ser así podrían intentar culpar a la mujer, o decir que fue la mente que lo organizó.

En realidad lo que termió matando al pobre enclaustrado, fue la frustración y el poco valor que tuvo en y para su vida, el hecho de jamás haber reconocido sus acciones, el que jamás quiso madurar ni intentar dejar de ser el parásito que hasta ese día había sido en esta sociedad,
en realidad fue su locura la que tomó venganza de cada mujer y hombre que llegó a lastimar, fue el ver día a día en su padre un mejor ejemplo que lo que él llegaría a ser, mejro le hubiera valido ser alcohólico escondido y coqueto por las calles, que un mísero animal que sólo maquilaba mal,
y así fue como se puso fin a esta historia, y fin a esa agonía contínua y miserable,
con todo el suelo, manchado de sangre, como en aquella visión que tuvo ella en el camino rumbo a casa, mientras huía por última vez de él.

V.


bajo una licencia creative commons


México/casi cuentos y veridicuetos/Cloé S


Posted by Verónica R | | Email post



Remenber Me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.


« Home | Violencia infantil, caso Guatemala » //-->





Best pharma portal
All about cars and car insurance,

Googletestad monitor query,
Best ringtones,

Pussy Cat Doll

Posted by Anonymous Anónimo #  

~Oo°~

Post a comment :