pincha en + para abrir la barra___
+
Blog Publico, El blog donde todo el mundo puede escribir _______ ¿Como escribir?
Ultimas 10 ¿Que es esto? ¿Como escribir? Enviar pings Enlazanos e-mail XML RSS

jueves, marzo 09, 2006

El otro loco de Piazzolla




"¡Loco! ¡Loco! ¡Loco! Cuando anochezca en tu porteña soledad, por la ribera de tu sábana vendré con un poema y un trombón a desvelarte el corazón." Balada para un loco -Piazzolla




Por Joel Regalado
En el Buenos Aires de los días grises, en las tardecitas mórbidas y llorosas que el sol relame con lejana saudade, el loco invita y saluda frenético las vidrieras, saluda a la gente que lo ve con indiferencia mientras va y viene, abstraída en sus preocupaciones banales.
El loco cruza las avenidas cantando una tonada festiva, y a ratos solo silba un tanguillo de arrabal.
El loco ríe, el loco aplaude, el loco sueña que el paraíso es Buenos Aires.
Detrás le siguen varios chiquillos mofándose de sus sandalias rotas, arrojándole cascaritas de naranjo verde y palomitas de maiz.
Y el loco sigue saludando, "loco de contento", alzando banderitas rojas, besándose las manos,
sonriéndole al mundo entero, tropezando con vendedores ambulantes que le maldicen inmisericordemente.
En la plaza que bordea la callecita de Arenales, se detiene y llora, y ríe de nuevo, y luego llora.
Dice que ha perdido su muñeca de porcelana,
dice que le han robado su botella de vino porteño,
que Evita es su prima-hermana de sangre,
que ha bailado el tango francés en los prestigiosos cafés de Paris,
que Maradona es su ángel de la guarda reencarnado,
que el tango es un merengue convertido en balada cursi ,
que Borges se hacia el ciego , pero que en realidad veía,
y que su aleph es una farsa,
que en los andes se esconde Hitler,
que los dioses dirigen el universo desde las pampas.
Y luego besa sus propias manos, las yergue como empuñando una bandera
diciendo:

"Yo soy el Aleph de Buenos Aires,
el nieto de Perón,
restaurador de la gloria porteña."


Al par que grita los pormenores de su prestigioso abolengo, el sol ya ejerce su aburrido ritual en la lejanía, al desperdirse lento entre amarillentas estelas de nubosidades lúgubres. El loco mira de reojo aquel crepúsculo y se apresura a recoger sus baratijas, sus flecos y cantaros vacíos, el saco con pedazos de manzanas podridas, revistas ajadas y panecillos enmohecidos.
Se apresura porque debe retirarse cuanto antes, debe huir y esconderse, la noche es la locura de la vida, y los locos en Buenos Aires solo son cuerdos en el transcurrir del día.



pais/categoria/mi unicornio azul


Posted by Joel Regalado | | Email post



Remenber Me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.


« Home | Encrucijada Fatal. » //-->





Post a comment :