pincha en + para abrir la barra___
+
Blog Publico, El blog donde todo el mundo puede escribir _______ ¿Como escribir?
Ultimas 10 ¿Que es esto? ¿Como escribir? Enviar pings Enlazanos e-mail XML RSS

martes, febrero 07, 2006

Caos. Capítulo 5. Una historia by Jerx

Caos.

Capítulo 5.

“CONSECUENCIAS”

En el capítulo anterior…

Abel besa en la boca a su amiga Maribel para cambiar la serie de acontecimientos que ocurrirán en el futuro, pues en el supuesto tiempo real él no había hecho eso. Al tardar más de lo previsto, Abel retrasó a su madre y a su tío para ir al encuentro de la abuela enferma que tanta compañía necesitaba. Cuando llegaron a la casa de la anciana, la encontraron herida de muerte, con varias puñaladas en su cuerpo.

Valle de Casablanca, Región de Valparaíso. Chile.


Abel lloraba, no podía evitarlo. Numerosos recuerdos le llenaban la cabeza de nostalgia, él quería mucho a su abuela y de sólo pensar en los buenos momentos que pasaron juntos, sentía un gran arrepentimiento por no haber llegado antes, para por lo menos haber hablado con ella por última vez. “Tenía 13 años cuando la vi por última vez con vida, estaba tan radiante”.

-Y ahora está muerta mamá, muerta asesinada… -Lloraba desconsolado mientras abrazaba a su madre. Hacía mucho tiempo que no se desahogaba así, más bien este llanto representaba toda la rabia mezclada que había recolectado bajo los acontecimientos vividos hace poco. Todo eso de “morir y vivir de nuevo, tener una segunda oportunidad, y aún así, aún así, mandarlo todo a la mierda”.

-Nadie podía hacer nada por ella, ¿qué culpa tienes tú Abel? –Le dijo la mamá mientras le acariciaba el cabello.

-Toda la culpa…

Abel ya no estaba con Cecilia, su madre, sino que se encontraba en el mismo dormitorio, que era el de ella cuando era una infante, pero en la oscuridad de la noche, y con unas voces de fondo, que venían del ex cuarto de la abuela, muy conocidas.

-…bueno entonces señora, voy a comprar y vuelvo…

-Ya Margara, ve no más. –Sonido de una puerta cerrándose. Luego insistentes estornudos y toses. Abel se sintió extraño, la cabeza le dolía y su corazón estaba extrañamente acelerado. Intentó salir del cuarto en que se encontraba para poder ir a ver a la pieza de su abuela, pero la puerta no abría, alguien la había cerrado con llave. Golpeó con insistencia, pero nadie respondía. Llamó a su madre y a su tío, pero era como si se habían esfumado, o como si nadie lo podía oír. Pero entonces…

-¿Hay alguien ahí? ¿¡Quién huevea!?

-¿Abuela? –Sí, esa voz la reconoció al instante, era la voz de su abuela, seguramente había vuelto a pasar. “Tengo otra oportunidad más, tal vez ahora alcance a conversar con ella al menos.” –Abuela, ¡abuela!, ¡¡abuelita!!

-¿Quién es? –Decía la señora mientras se acercaba al cuarto donde se oían murmullos. –Dejen de molestar. ¡¡¿Por qué no descansan en paz?!! Y yo que creía que todo esto lo había solucionado el padre Vladimiro.

“¿Qué está hablando?” se preguntaba Abel.

Lentamente se abría la puerta, pero la mujer se quedó detenida, y se devolvió, como si no hubiera nadie enfrente de sus ojos. “Quizás está ciega”

-Abuela.

La señora comienza a hablar con alguien en su cuarto, pero…

Abel camina hacia el dormitorio de la vieja, la mujer continuaba hablando con una persona. Apenas iba a entrar a la pieza, cuando una sensación estremecedora sacudió su cuerpo, un frío indescriptible, una sensación de no poder moverse, de no poder respirar incluso… quedó paralizado sin poder moverse, cuando oyó un grito que emitía su abuela. Pedía ayuda, pero él no podía hacer nada. Vio salir del cuarto a un hombre, era el asesino… pero ni siquiera lo conocía…

-Abel, Abel, Abel, ¿qué te pasa? Reacciona…

-¿Mamá? ¿Dónde estoy?

-¿Cómo que dónde estás? En mi pieza, ¿te quedaste dormido acaso? Pero si estabas hablándome hace poco rato.

-Es que… tengo sueño…

-Bueno, tuvimos un día agotador, es mejor que descanses. Mañana tenemos que irnos de vuelta para la casa, si quieres no asistes más a clases, te queda una semana.

-El colegio cerró.

-¿¿Qué??

Esa noche fue la más espantosa de su vida… Abel no pudo cerrar sus ojos, le venían imágenes del funeral de su abuelita, ruidos incesantes azotaban la vieja casa. “Si es posible que pasen cosas como volver en el tiempo, también es posible que existan los fantasmas”. Susurros y recuerdos, en eso se resume aquella madrugada. Y lo peor era que el choque en bus se aproximaba a pasos agigantados. La pieza que perteneció a su madre tenía un fuerte olor a humedad, “es mejor que dormir en el living. No sé como es que ese viejo no reclama” (se refería a su tío, quien tenía 43 años aproximadamente. Juzgue usted si es viejo o no…) Miró la hora en su celular, eran las 04:00 AM. “¿Un mensaje de texto de la Maribel?”, lo borró sin ni siquiera mirarlo. Se levantó, un dolor de cabeza lo hizo tumbarse en la cama, unas voces provenientes de un lugar desconocido le rodeaban, su pulso… estaba en otro lugar, abandonó ese dormitorio y ahora estaba en el inmenso patio de su abuela, pero con las plantas llenas de vida y abundantes flores. También notó, que había perdido estatura. “¿Dónde estoy?”

-Aquí estaba mi bebé, ¿qué está haciendo tan solito? –Su mamá se veía más joven.

-Mamá, ¿dónde estoy?

-¿Tan rápido se perdió en este terreno? Es que es tan grande. Sigues estando en el patio de la abueli, pero como eres tan chiquitito lo debes encontrar gigante.

-Sí. –Dijo, en ese instante no entendía muy bien lo que pasaba, pero comprendió que había vuelto en el tiempo, cuando tenía como unos 5 años.

-La abueli quiere verte, apenas llegaste te viniste altiro a recorrer el jardín, y apenas la saludaste. Vamos… -Abel le tomó la mano a su madre, y ambos se dirigieron a la casa. Había música, cumbias… “debe ser una de las fiestas de la abuela, venía gran cantidad de la familia, y a todos les gustaba bailar cumbia. Yo prefería irme a caminar por el inmenso jardín y jugar con… ¿?”

-Mamá, ¿dónde está la Carlita?

-¿Qué Carlita?

-La Carlita poh, mi amiga, una prima mía.

-No, no tienes ninguna prima con ese nombre…

-Pero yo juego siempre con ella. –Ésta vez estaba más confundido que nunca.

-Tú siempre pasas solo.

Al interior del hogar la abuela reía y abría los regalos, se veía muy alegre. La hermana de Cecilia, Laura era la madre de Carla, y no estaba.

-¿Y la tía Laura?

-¿La Laura?, bueno… -La mamá de Abel se puso un poco nerviosa, unas lágrimas afloraron delatando que algo no estaba bien.

-Yo ya te dije, ya te dije que no va a volver… ella está en el Cielo ahora…

-Pero…

-Mijito, venga para acá a abrazar a su abuelita.

“Despierta”

Muerte, ausencia, soledad, disolución, burlas, engaños, depresión, estrés, falta de apoyo, incomprensión, separación de los padres, conflictos, fallecimiento, duelo, penurias, intento de suicidio, falta de amigos, pérdida de afecto, baja de rendimiento académico, aún más soledad… cierre del colegio, muerte… presente.

-¿Te quedaste dormido así?, ¿por qué no te acostaste en la cama?
-Mamá… ¿qué hora es?
-Son las 12:00, has dormido mucho. Tu tío fue a comprar unas empanadas. A ti de queso, por supuesto.
-¿Por qué de queso?
-Porque tu no comes carne, ¿o es que renunciaste ahora?
-Ehhh… no, no, yo no como carne por ningún motivo. (¿?) –En realidad, ni siquiera sabía porque, pero si así lo decía su madre…

En la portada de los diarios salía la imagen de la mamá de Abel llorando, más la foto de la abuela y la pieza en donde fue asesinada. Fatox compró el periódico, leyó la noticia que salía en portada, luego siguió caminando hacia su casa, con una sonrisa en su rostro.

Mientras iban en el autobús, de vuelta a Valparaíso, Abel se sentía desorientado y con náuseas, “¿Qué es verdad de lo que vi anoche?, ¿fue un sueño?
-Mamá… -No sabía como preguntarle sin que sonara extraño. –Anoche soñé con la tía Laura.
-El temita que se te ocurre hablar ahora.

El tío, que iba en un asiento atrás de ellos, despertó sobresaltado y comenzó a gritar. Decía que el bus chocaría… que coincidencia…

Pero el autobús no chocó, simplemente se detuvo, había ocurrido un choque a unos metros más adelante…

CONTINUARÁ…



Chile/Literatura/Tras la mirada de Jerx


Posted by Anónimo | | Email post



Remenber Me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.


« Home | Numerología Esotérica » //-->





Post a comment :