pincha en + para abrir la barra___
+
Blog Publico, El blog donde todo el mundo puede escribir _______ ¿Como escribir?
Ultimas 10 ¿Que es esto? ¿Como escribir? Enviar pings Enlazanos e-mail XML RSS

miércoles, enero 18, 2006

Caos. Capítulo 3. Una historia by Jerx


Caos.
Capítulo 3.
“DESPIERTA”

En el capítulo anterior…
Abel, adolescente de 16 años, quien afirma haber muerto en un accidente de tránsito y luego haber regresado en el tiempo 5 días antes de que eso ocurriera, al ver que José Manuel, el psicólogo de su colegio, no le creía, intentó convencer a su compañera de curso, Maribel, de que lo que decía era cierto, anticipándose a los hechos antes de que ocurrieran. La termina convenciendo luego de numerosas coincidencias. Al rato después, los alumnos del colegio Rennes son citados al salón de eventos por un motivo urgente…

El colegio estaba oscuro, una densa niebla no dejaba visibilidad alguna. Abel se había perdido de repente, sin tener a donde ir. En la cancha vio un bulto que era llevado arrastrado, y una silueta que era la que lo transportaba. El entorno era muy terrorífico, la sombra se acercaba hacia él, Abel comenzó a temblar. Luego sintió como unos sollozos salían de aquel saco que estaba siendo arrastrado, como si llevara a alguien que aún seguía con vida. Tras un parpadeo, Abel se encontró nuevamente en el salón de eventos; el himno nacional sonaba solemnemente, y ya todos los asientos estaban ocupados. Al parecer, Abel se había quedado sin puesto, tuvo que quedarse parado en el fondo, cerca de la salida, al lado del orientador. Miró hacia todos lados, como extrañado por lo que le había sucedido.
-¿Qué te había pasado?- Preguntó José Manuel.
-Nada, ¿por qué?
-Te quedaste parado como un idiota, mientras todos los que pasaban te empujaban por bloquear el pasillo.
-Ah, es que me había acordado de algo… -Mintió Abel, era preferible eso que decirle la verdad, tal vez Manuel le diría que sólo estaba alucinando y no le prestaría atención, o podía armar un escándalo y decirle a sus padres.

El ambiente era muy bullicioso al interior del salón, (a propósito, cuando digo salón de eventos no crean que es lujoso y burgués, apenas han asistido algunos grupos de música que son de la Región y que muy pocos conocen. También es utilizado para las asambleas y para las actividades escolares) los alumnos gritaban y conversaban entre ellos. Alguien se acerca a Abel, es Juan, uno de sus pocos amigos que tiene en el colegio. Comienzan a hablar frivolidades, cuando son interrumpidos por la voz amplificada del profesor Giovanni.
-Cállense por favor.-Todos seguían hablando- Silencio.-Nada, no le prestaban atención- ¡Silencio!-Aunque subiera el tono de su voz lo seguían ignorando- ¡¡Cállense!! –Poco a poco el silencio se fue apoderando de la sala, el grito estridente del profesor los hizo entender de que era importante. Abel salió del lugar y se fue al baño, supuestamente no quería escuchar el discurso dos veces. El profesor comenzó apaciblemente su discurso…

-Comunidad del Colegio Rennes, alumnos, profesores, auxiliares, inspector, directora… Tengo algo muy lamentable que comunicarles. Es sobre un tema muy delicado, un tema que ha puesto en jaque nuestro futuro como colegio. Es sobre el caso Leicester…-La incomodidad reinó en aquel instante, era un tema tabú- Se ha determinado que el colegio debe cerrar sus puertas, debido a lo potencialmente inseguro que es continuar la enseñanza en este recinto. La directora del establecimiento, Sra. Begonia Campbell, debe pagar una indemnización millonaria a la familia de Pablo, por negligencia. Además, el Ministerio de Educación exige que este colegio se cierre potencialmente porque… quien asesinó a Pablo Leicester, está entre uno de nosotros… De todos modos, estamos a pocos días de finalizar el año escolar, y esto no tiene mayores repercusiones. El mayor problema para ustedes será ubicar un nuevo colegio que sea tan bueno como este…

Abel lamentaba que el colegio se fuese a cerrar, pero otras preocupaciones estaban presentes en su cabeza. Mientras se lavaba las manos (después de haber orinado, claro) comenzó a idear algún plan, para vencer al Destino. “Pero eso es imposible, nadie puede evitar lo inevitable…” un molesto y repetitivo sonido desconcentraba a Abel, un sonido que venía del excusado del fondo. Un sonido de “… como si se estuvieran pajeando” (masturbando), de pronto salió un chico con cara de agotado, el cual se sobresaltó al ver que no había estado solo en todo ese lapso. Abel lo miró, se puso a reír y simplemente se fue. Cuando abandonó el baño tuvo un pequeño recuerdo, un flash-back, ¿qué había sido esa visión que tuvo mientras estaba en el salón de eventos?

-A la justicia hay que respetarla, gracias por su atención… Ah, y no olviden que la Asamblea general de padres será hoy a las 19:00 hrs. –Los alumnos y profesores desalojaron el salón, y luego fueron notificados de que podían retirarse temprano. “Pero aún así no llegaré a tiempo”, pensó Abel mientras se dirigía a la puerta de salida.
-¡Hey!, Abel espera… -Era Juan, pero, ¿qué quería?
-Me tengo que ir derechito a mi casa, no tengo tiempo.
-Puta weón, no me dejaste contarte sobre como me fue con la Triny…
-No tengo tiempo… -Se fue caminando con suma rapidez, tal vez si se apurara alcanzaría a ver viva a su abuelita.
-Abel… -Esta vez era Maribel…
-¿Qué?
-Vámonos juntos poh…
-No, es que no tengo tiempo… sorry.

Luego comenzó a correr, y se vio inmerso en un mundo que antes le parecía imposible, se veía dentro de un tipo de “Corre Lola corre”, donde debía llegar a tiempo si quería cambiar las cosas… pero ¿Cómo saber si eso iba a resultar”
-Ayy, ¡maricón!, mira como corre…-Dijo un tipo que iba con sus compañeros, eran de un colegio cercano y lejano al mismo tiempo, no sé si me comprenden. Mientras corría por las calles del Cerro porteño, una distracción lo golpeó duramente contra el pavimento. No se había dado ni cuenta cuando ya yacía en el suelo desangrándose, adolorido y agonizante. La gente miraba asombrada, todos rodearon el cuerpo, mientras el conductor asesino se dio a la fuga.

“-Despierta…”
“-¿Cómo?”

Vio que se acercaba a él una persona, la vio borrosa al principio, pero luego se percató de que era Juan. Miró para todas partes y entendió que se encontraba en el colegio, otra vez…
-Te va’i tan rápido… Puta weón, no me dejaste contarte sobre como me fue con la Triny…
“No puede ser, sucedió de nuevo. ¡Esto es imposible!”
La “Moonlight Sonata” comenzó a timbrar en sonido monofónico. Un mensaje de texto. Abel se estremeció, parece que alguien sabía lo que le estaba sucediendo.

“La próxima vez no seas tan torpe, razona más. Hay muchas cosas que estás moviendo, y debes pensar mejor cual mover y cuales no.”
Fatox

-Hablemos el lunes, ahora tengo que irme.
-Pero, ¿qué decía en ese mensaje de texto?
-Algo que tú no entenderías…
-Ni que fuera weón yo poh.

Abel no sabía si ir rápido o lento, iba a una velocidad intermedia.



CONTINUARÁ…





Chile/Literatura/Tras la mirada de Jerx


Posted by Anónimo | | Email post



Remenber Me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.


« Home | Vuelve Humor Amarillo » //-->





Post a comment :