pincha en + para abrir la barra___
+
Blog Publico, El blog donde todo el mundo puede escribir _______ ¿Como escribir?
Ultimas 10 ¿Que es esto? ¿Como escribir? Enviar pings Enlazanos e-mail XML RSS

jueves, enero 12, 2006

Caos. Capítulo 1. Una historia by Jerx.

Publicaré a continuación una historia que yo mismo he creado, ficción pura concebida en una mente fantasiosa y llena de imaginación. Así iniciaré mi legado de posts, con una historia...

Caos.
Capítulo 1. "Regreso inesperado".



Valparaíso- Chile.-
Entró. El cuarto tenía una decoración más bien deprimente, unos óleos que manifestaban surrealismo y simbolismo puro era lo único que cambiaba la monotonía de los colores. Ahí estaba ese tipo, leyendo unos archivos con una cara de intelectual, y con un aire de erudito frustrado que no tenía por qué estar ahí sino por una razón de fuerza mayor. El desconfiado muchacho no sabía si sentarse o esperar a que aquel hombre dijera algo.
-Toma asiento. –Obedeció- Tú debes ser…
-Abel, Abel Cienfuegos.
-Bueno Abel, cuéntame, ¿cuál es tú problema?-El hombre miraba a Abel como analizándolo en cada uno de sus movimientos y titubeos.
-Ehh… señor, ¿cuál es su nombre?
-José Manuel.
-Mira Manuel…–Pareció ser que al hombre no le agradó que lo tutearan-…estoy seguro de que tú sabes muy bien por qué tuve que venir aquí.
-Creo que fue porque le has dicho a muchos de tus compañeros, e incluso a tu profesor Cristián, que vas a morir el día lunes.
-Sí.
-¿Acaso te piensas suicidar Abel?
-No lo creo.
-¿Entonces qué?
-Sólo sé que voy a morir el lunes, eso es todo.
-Explícate, no entiendo a lo que te refieres.
Abel comenzó a hacer un nervioso movimiento con su pierna derecha, indicaba que se encontraba bajo una presión muy grande y sólo quería que nada de eso hubiera pasado. Nunca había confiado en ese orientador, nunca le había dirigido la palabra, y ahora debía contarle algo que ni siquiera su propia madre se lo podría creer.

-¿Cómo es la relación que tienes con tu familia?
-Normal.
-¿Siempre hablas tan poco?
-Solamente cuando me siento incómodo.
-¿Por qué te sientes incómodo?
-Odio que me hagan preguntas. –José comenzó a anotar sus apuntes.
-Háblame de tus padres.
-Como todos los demás.
-Ya, ¿quieres explayarte porfa?
-Tú sabes, padres que no se soportan pero que aún así siguen viviendo juntos. Amantes entremedio… engaños que debo silenciar.
-Parece que tienes una percepción más bien negativa de la familia chilena. Yo no creo que todas las familias sean así. Aunque en tu caso particular eso suceda no debes ser tan negativo.
-Sabes, ese no es el tema. Si ese accidente no hubiera ocurrido… si nada de esto hubiera ocurrido…- Esto último Abel lo dijo casi murmurando.
-¿Accidente? ¿De qué accidente estás hablando Abel?
-Lo que te voy a contar es algo que va a parecer de loco, pero te aseguro que le diré la verdad. Yo estoy muerto.
-¿Qué?
-Yo morí ese día lunes, pero regresé…
-…No te entiendo…
“Mi abuela enfermó gravemente el día miércoles. Ella vive en Casablanca, y mi mamá, con mi tío y yo, fuimos hacia allá para visitarla en su lecho de muerte. Lamentablemente, al llegar la encontramos ya fallecida. Luego de su funeral, el día lunes (¿?) nos veníamos de vuelta, cuando en plena carretera, el bus en que íbamos chocó. Los gritos eran horribles, la gente pedía ayuda y nadie acudía en nuestro rescate. Vi como mi mamá se desangraba… y moría (Abel comenzó a sollozar). Mi tío, por más que se hacía el valiente gritaba de dolor agonizante. Yo… yo recuerdo mucha sangre, sentía un gran ardor…y luego me desmayé.
Al abrir los ojos, pude ver como había gente de blanco alrededor mío, pero no pudieron hacer nada por mí. Sentí como mi cuerpo ya no podía soportar más, yo simplemente me quería ir, para ser libre. Veía borroso, los sonidos se oían cada vez más lejanos…”
-¿Qué estas diciendo? Aún no comprendo, ¿es eso tú imaginación?
“Lo más increíble, y a la vez lo más horrible ocurrió después. Desperté en mi dormitorio, como si nada de eso hubiera pasado, como si nunca mi madre recibió ese llamado telefónico diciendo que mi abuelita estaba muriendo, como si nunca hubiera tenido que ir a Casablanca, como si nunca el bus chocó. Luego de un rato, me di cuenta de que ese día ya lo había vivido, al más puro estilo de la ciencia ficción. Volvía a ser día miércoles, ese día mi madre recibió el llamado de mi tío, en su oficina. Sucedió…”

-Ahora debo enfrentarme a la realidad, todo está volviendo a ocurrir, y no hay nada que pueda hacer.-Los ojos de Abel estaban llenos de lágrimas, seguramente el haber recordado esa experiencia traumática fue sumamente doloroso, o tal vez era un muy buen actor.
-Es una de las historias más ingeniosas que he oído, te felicito, pero te quiero decir que ese género está muy explotado.
-¡Yo lo sabía! Usted es como los demás… lo que yo digo es real, no es invención. –Abel se comenzó a mover como un perturbado- Lo viví, todo eso lo viví, todavía lo recuerdo perfectamente. ¡No estoy loco!, lo estoy viviendo otra vez…no hay nada que pueda hacer… el lunes moriré…
-Creo que necesitas ayuda Abel, pero no te la puedo dar yo. Toma, aquí tienes el número y la dirección de la consulta de un psiquiatra infantil y juvenil muy amigo mío.
-No me importa que usted no me crea… No necesito a nadie…- Abel se levantó del asiento y se dirigía hacia la puerta…
-Espera Abel…-El muchacho de 16 años se volteó a mirar al hombre escéptico. –Si lo que tú dices es real, y sólo es una suposición, algo hipotético. Si lo que dices realmente te pasó entonces deberías enfocarte en cambiar las cosas.
-No seas ridículo Manuel, no hay que ser muy inteligente para saber que no hay que jugar con el destino…
-¿Con Dios?
-No, sólo con el destino. Yo no soy creyente…
-Yo prefiero creer en algo.
-Cree en una ilusión y no cree en mi historia…me decepciona.
-¿Cómo te puedo decepcionar si ni siquiera me conoces?
-Lo conozco lo suficiente como para saber que votará por Piñera (candidato derechista a la presidencia) , le gusta tener ropa cara, no ha tenido relaciones sexuales hace mucho tiempo… y hasta hace poco creía que no creías en nada que no fuera científico.
-Sorprendentes deducciones, pero tuve relaciones ayer…
-Con una prostituta. –Abel nuevamente se dignaba a irse. El timbre que anunciaba el ingreso a clases sonó insistentemente.
-Yo no le he dado la confianza suficiente señor Cienfuegos.
-Y yo tampoco se la he dado para que se burle de mí.
-Yo sólo quería ayudarlo… -Pero Abel ya se había ido.

Cuando estaba a segundos de entrar a su sala, su celular, con un ringtone monofónico, comenzó a timbrar el sonido de la alarma de mensajes. La melodía simulaba ser la “sonata a la luz de la luna”. El mensaje que le había llegado a Abel decía: Llega temprano a la casa. Debemos irnos lo más rápido posible a Casablanca si queremos ver a tú abuela con vida”. Pero esperen, había llegado otro menaje de texto más:

“Ten cuidado, cualquier cosa puede pasar. Mantente atento. Efecto Mariposa.”
Fatox.

CONTINUARÁ…

Jerx I. I.




Chile/Literatura/Tras la mirada de Jerx


Posted by Anónimo | | Email post



Remenber Me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.


« Home | Angeles de rojo y blanca » //-->





excelente comienzo... quiero más...
hehehehe
saludos

Posted by Anonymous Anónimo #  

~Oo°~

Post a comment :